Agricultura del futuro

Agricultura del futuro: ¿en cuáles tecnologías se basará?

Cuando hablamos del futuro nos imaginamos carros voladores, jet packs como los de Star Wars o incluso, naves intergalácticas.

Sin embargo, ¿te has puesto a pensar cómo será alimentar a la población mundial? Y, si te imaginaste la vida en otros planetas, ¿cómo los alimentaremos a ellos también?

Esto es un dilema que solo la agricultura del futuro puede resolver. Es un tema importantísimo y en este post hablaremos a fondo sobre ello, desde la finalidad hasta las herramientas futurísticas que se usarán.

¡Continúa con la lectura!

Agricultura del futuro: ¿de qué trata?

El desarrollo tecnológico ha afectado a todas las industrias a nivel mundial, la agricultura no fue la excepción.

La agricultura del futuro se refiere a la puesta en práctica de la agricultura 4.0, que no es más que la implementación de la tecnología en todos los procesos agrícolas.

Pero, ¿con qué finalidad?

Podemos verlo desde dos perspectivas diferentes:

  • Económica: las empresas que incorporen en su estructura empresarial las tecnologías emergentes aumentarán su producción, rentabilidad, disminuirán los costos de producción y serán más competitivas, ganando una mayor cuota de mercado.
  • Social: para solventar el hambre mundial ante un gran crecimiento poblacional.

Por lo tanto, las organizaciones están buscando soluciones inteligentes como, por ejemplo, máquinas no tripuladas, sensores para medir la cantidad exacta de insumos, entre otras.

Si quieres aprender sobre las herramientas que se vienen, ¡prosigue al siguiente punto!

¡Las herramientas futurísticas ya están aquí!

A continuación, enlistaremos 5 tecnologías y herramientas que se emplearán masivamente en la agricultura del futuro:

1. Tractores robot

Los tractores robot son una apuesta para automatizar el campo, es decir, una maquinaria autónoma que no necesite de un conductor humano para ejecutar el trabajo. La tecnología de precisión aprovechará al máximo las condiciones del suelo para rendir el consumo de insumos.

Un claro ejemplo es el prototipo de la compañía Case IH, denominado ACV. Está pensado que puede aportar grandes ventajas en la agricultura global y reducir el impacto ambiental.

Próximamente, este vehículo podría desempeñar un papel indispensable para alimentar a la población mundial, la cual, crece exponencialmente, que, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se estima que en el 2050 aumentará a 9700 millones.

Esta apuesta está siendo desarrollada, precisamente, para trabajar las 24 horas del día. Tiene un GPS ultra preciso integrado que recibe datos proporcionados por la red de antenas RTK — de las que Case IH son dueños.

2. La agricultura del futuro también está en el aire

La agricultura del futuro busca implementar drones agrícolas, los cuales, son naves no tripuladas que sobrevuelan las fincas para obtener diferentes tipos de imágenes:

  • Térmicas: se valora el estrés hídrico en la planta y actuar para solventarlo. Son imprescindibles para la elaboración de estrategias de riego de precisión.
  • Multiespectrales: miden el vigor vegetal de la plantación, siendo más sencillo valorar el estado, salud y el crecimiento de los cultivos.
  • Topográficas: indispensables en grandes proyectos agrícolas para sacarle el mayor provecho posible al terreno.

Asimismo, estos dispositivos también pueden realizar otro tipo de tareas como, por ejemplo, aplicar fitosanitarios.

Powered by Rock Convert

Con los drones se puede llegar a los lugares más remotos de la explotación y, lo que resulta más relevante, se previene la presencia física de un operario y su exposición al producto aplicado.

Utilizando esta increíble herramienta podrás recorrer tus parcelas de forma remota para obtener datos de interés en tan solo minutos que te ayudarán a mejorar la gestión del cultivo en general y en la toma de decisiones tanto correctivas como preventivas.

3. Genética vegetal

Aunque existan muchas opiniones en contra de los productos transgénicos, realmente no existe una evidencia donde establezca que sean perjudiciales para las personas.

Lo que si es evidente, es que la mejora genética vegetal será una actividad fundamental en la agricultura del futuro.

Actualmente existen cultivos transgénicos que desarrollan plantas resistentes a múltiples enfermedades o plagas. No obstante, la ciencia agrícola busca ir más allá.

De hecho, la fundación Bill y Melinda Gates busca crear cultivos de cereales que puedan fijar su propio nitrógeno, lo que supone grandes beneficios para los agricultores que no tengan la posibilidad de usar fertilizantes a base de nitrógeno.

El creador de Windows se está yendo a lo grande con esta gran idea. ¡Nada mal!

Por otro lado, la agricultura del futuro se espera que utilice ampliamente las herramientas de edición de genoma con las que se podrán inyectar genes con menor costo y más rápido que las viejas técnicas de alteración genética.

Por ejemplo, los laboratorios pueden editar el genoma del:

  • Trigo: para hacerlo más resistente a algunas enfermedades.
  • Arroz, mismo objetivo que el trigo.
  • Maíz, para volverlo más tolerante a la sequía.

¿Recuerdas el dato que mencioné párrafos arriba sobre el crecimiento mundial? Bueno, para que los agricultores puedan solventar la alta demanda del mundo, deberán aplicar más y mejores prácticas que hagan de las plantas más resistentes para así, aumentar su producción y mantenerse competitivos.

4. Hidroponía

La hidroponía es una técnica que se basa en el cultivo de plantas en soluciones con alta concentración de minerales y otros nutrientes en lugar del suelo.

En otras palabras, las raíces de las plantas no se encuentran en el suelo, en cambio, el sustrato es una solución nutritiva. Este sistema ya está en uso, generando diferentes beneficios:

  • No se requieren de los suelos, por ende, disminuye su contaminación.
  • Desarrollo más rápido de las plantas.
  • No se requiere la adaptación a campañas estacionales.
  • Hay un consumo de agua eficiente.
  • Los cultivos no compiten con otras hierbas.

5. Cultivos verticales

En los cultivos verticales se utilizan paredes o muros en los que las plantas están enraizadas dentro de dos láminas de un material fibroso que está incrustado en el muro.

Ahora bien, ¿por qué se consideran una apuesta clave en la agricultura del futuro? Esto se debe a que:

  • Debido al aprovechamiento de la superficie de esta manera, el producto rinde más por unidad de área comparada con las explotaciones tradicionales en suelo.
  • Aprovecha la tecnología de luces LED para acelerar el crecimiento.
  • La mayoría de las labores están automatizadas.

Resulta evidente cómo la tecnología en el sector agrícola impulsará no solo la economía de las organizaciones, sino también la alimentación en el mundo que crece a pasos agigantados.

¿Quieres seguir leyendo sobre el tema? De ser así, te invito a que leas nuestro post: cultivos agrícolas, encontrarás información importante y complementaria sobre la materia. ¡Recomendado!

La ciencia de los fertilizantes: ¡conócela a fondo!Powered by Rock Convert

¡Comparte!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registered successfully
Oops! Invalid email, please check if the email is correct.

Say what's in your mind

Your email address will not be published.