Agricultura extensiva

¿En qué consiste la agricultura extensiva?

Sin importar los grandes avances tecnológicos en materia agrícola, actualmente, todavía se siguen utilizando estrategias de cultivo y herramientas tradicionales para cultivar la tierra y producir alimentos.

En este sentido, hablamos de la agricultura extensiva, la cual busca aprovechar al máximo los recursos naturales para lograr una exitosa producción.

¿Quieres aprender más sobre el tema? Sigue leyendo, en las próximas líneas detallaremos qué es, tipos, su diferencia con la agricultura intensiva, sus características y principales ventajas.

¡Buena lectura!

Agricultura extensiva: ¿qué es?

Se le denomina agricultura extensiva debido a la gran extensión de tierra que necesita para producir una determinada cantidad de alimentos, puesto que utiliza los recursos naturales del lugar y en algunos casos no cuenta con un sistema de riego, sino que depende de las lluvias.

En esta clase de agricultura comúnmente, el campesino —ayudado por su grupo familiar, realiza todas las tareas: prepara la tierra, siembra, cuida personalmente el cultivo removiéndole las hierbas y colocándole fertilizantes, recolecta la cosecha, limpia el terreno y selecciona las mejores semillas que usará en el próximo ciclo de siembra.

Por otro lado, se basa en un sistema de producción de cultivos que intenta aprovechar al máximo los recursos nutricionales e hídricos de una manera más natural, sin utilizar otros productos o técnicas que alteren este estado natural en el que se encuentran.

No obstante, esto no quiere decir que prescinden totalmente de cuidados y otros productos, pero sí suelen renunciar de excesos de abonados y productos secundarios que buscan potenciar la producción, explotando incesantemente la tierra para una mayor productividad de una empresa.

Por esto mismo, la agricultura extensiva es una forma sustentable de producción que suele ser más similar a la ecológica.

¿Cuál es la diferencia con la agricultura intensiva?

La principal diferencia entre la agricultura extensiva e intensiva se encuentra en el rendimiento por hectárea. El cual, evidentemente, es mucho más bajo en la primera, pero logra compensarse por la vasta cantidad de tierra preparada para la producción.

Como dijimos anteriormente, la agricultura extensiva busca un proceso productivo lo más natural posible, aprovechando las bondades de la naturaleza en enormes extensiones de terreno.

A diferencia de la intensiva, puesto que, utiliza intensivamente la tierra cultivando varias veces al año, empleando gran cantidad de fertilizantes y agroquímicos, máquinas, sistemas de riego.

Por este motivo, este tipo de agricultura requiere de menos tiempos para producir una misma cantidad de alimento que el cosechado en la extensiva. Derivando, a su vez, en una mayor productividad, pudiendo cubrir las necesidades alimenticias de un mayor número de personas, más rápido.

Tipos de agricultura extensiva

La agricultura extensiva se divide en dos tipos, estos son:

Agricultura extensiva mecanizada

Se trata de la inclusión de las industrias para propiciar un avance en el campo utilizando tecnologías vanguardistas y conocimientos especializados para maximizar la productividad.

Powered by Rock Convert

Pero, sigue respetando las premisas de esta clase de cultivos. Necesita una baja cantidad de mano de obra y, principalmente, de gran cantidad de máquinas.

Agricultura extensiva tradicional

A diferencia de la primera, esta requiere de mucha mano de obra y poca maquinaria.

Esto llega a disminuir la productividad del suelo, pero contribuye en gran medida a respetar los parámetros ambientales. Suele aplicar soluciones de poca técnica avanzada, ya sea por desconocimiento, por necesidad o por el descanso que necesitan los suelos para recuperar sus nutrientes.

Cultivos más comunes

Como es evidente, no todos los cultivos tienen la fortaleza para resistir este tipo de condiciones. Por esto, hay algunos más comunes que tienen características específicas que los hacen propicios para este tipo de explotaciones.

Entre aquellos que sí lo logran, tenemos:

  • Cereales: particularmente la avena, cebada, centeno y el trigo.
  • Legumbres: como los guisantes y garbanzos.
  • El olivo y almendro.
  • La viña, más habitual en la zona mediterránea.
  • Hortalizas como el melón y la cebolla.

En términos generales, los cultivos inherentes de una agricultura extensiva son de secano. Los cuales, se limitan a aprovechar lo que la naturaleza les ofrece, siendo suficiente para su desarrollo en vez de utilizar instalaciones sofisticadas que aumentarían el gasto de la producción.

Powered by Rock Convert

Principales características de las explotaciones extensivas

Entre las principales características de las explotaciones extensivas tenemos:

  • Una producción por hectárea mucho menor que los cultivos intensivos, no obstante, también se trata de una solución más ecológica, ayudando a cuidar los ecosistemas.
  • Su desarrollo es únicamente en terrenos de gran extensión.
  • No necesita de mucha mano de obra.
  • No requiere de un gran número de máquinas industriales para su explotación.
  • Resulta más sostenible en el largo plazo debido al menor impacto en el entorno.
  • Es, mayormente, una agricultura de secano. Por esta razón, no requiere de grandes inversiones.
  • Se utiliza el abono orgánico para mejorar las cosechas.

Ventajas de la agricultura extensiva

La modalidad de agricultura extensiva puede ser aplicada eficientemente, conllevando a grandes ventajas tanto para el suelo de la parcela donde se lleva a cabo como para la explotación.

Beneficios suficientes

Para comenzar, aunque no tengan una productividad muy alta, ofrecen un margen de beneficio suficiente, puesto que sus cultivos pueden ser trabajados por pocos agricultores, usando estrictamente recursos técnicos imprescindibles.

Amigable con el medio ambiente

Asimismo, si tenemos el conocimiento para controlar los recursos e insumos utilizados, con este tipo de cultivos podremos hacer una agricultura ecológica, reduciendo el impacto ambiental a niveles incluso más bajos.

Ahorro y optimización en el uso de recursos naturales

Desde luego, la agricultura extensiva supone un gran ahorro de agua, lo que es un factor fundamental en aquellos lugares donde los recursos hídricos son escasos.

Mayor rendimiento en algunos cultivos

El rendimiento de algunos cultivos mejora en algunos casos como, por ejemplo, en el caso de los olivos, mejora la calidad del aceite al no contener tanta agua.

Ayuda contra la eutrofización

La agricultura extensiva se utiliza como recurso en diversas zonas para prevenir el proceso de eutrofización.

En otras palabras, para evitar que se acumule exceso de nutrientes en el agua y, en consecuencia, que termine dañando gravemente al medio ambiente.

Llegado hasta este punto, ¿qué te pareció el post? ¿Te quedó alguna duda? ¡Suma tu opinión en la casilla de comentarios!

6 tipos de invernaderos agrícolas y sus usosPowered by Rock Convert

¡Comparte!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registered successfully
Oops! Invalid email, please check if the email is correct.

Say what's in your mind

Your email address will not be published.