agricultura y ganadería

Agricultura y ganadería: ¿cómo optimizar tu operación?

Optimizar la agricultura y ganadería en estos tiempos requiere conciliar el lucro y la productividad con la responsabilidad social.

Los proyectos más exitosos y respetados de la agroindustria son aquellos que entienden el cambio climático y las complejidades ambientales y que, a la vez, promueven la rentabilidad con conocimientos, experiencia y uso de soluciones de calidad.

Dicho esto, en las próximas líneas de este material te mostraremos 5 buenas prácticas sustentables y altamente eficientes que puedes aplicar para impulsar la verdadera optimización.

¡No dejes de leer!

1. Hacer más eficiente el uso y mantenimiento de maquinarias

Tanto en las explotaciones agrícolas como en las ganaderas, el consumo de diésel y otros combustibles es uno de los principales gastos del negocio y uno de los grandes factores contaminantes.

En muchos casos, el consumo excesivo y contraproducente de combustibles es consecuencia de un mantenimiento deficiente e, incluso, inexistente.

Para optimizar el mantenimiento, es importante ajustarse a los parámetros y estipulaciones del manual de fabricantes. Sin embargo existen prácticas generales y esenciales que nunca están de más, como:

  • mantener al día el cambio del filtro de aire y combustible;
  • controlar y regular el circuito de combustible;
  • utilizar los lubricantes apropiados.

Sumado a esto, para optimizar el uso y el combustible debes llevar una rigurosa planificación de las jornadas de trabajo, eligiendo el tractor adecuado para cada labor y seleccionando con exactitud el número de horas de operación, de acuerdo a los requerimientos y necesidades.

Otro punto clave es elegir el régimen de funcionamiento del motor para que trabaje en modos de bajo consumo, al igual que fomentar buenas prácticas de manejo, con la potencia y la dinámica de marcha adecuada.

2. Modernizar/sustituir las maquinarías

Muchas veces, para optimizar la agricultura y ganadería hay que ir un paso más allá y modernizar de una vez por todas la maquinaría.

Aunque apliques buenas prácticas de mantenimiento y cuidado, tu agronegocio no operará a un bajo costo, con amplio alcance y conciencia ecológica si sus recursos técnicos están obsoletos y no satisfacen los requerimientos productivos de la competitiva realidad actual.

Por ejemplo, en el caso de la agricultura, herramientas modernas como los pulverizadores autónomos y autopropulsados permiten ampliar y optimizar la cobertura de las aplicaciones fitosanitarias y proteger de manera inteligente las parcelas, reduciendo las derivas y otros factores que son sinónimo de pérdidas y contaminación.

Si bien modernizar tus máquinas conlleva una importante inversión, con el pasar del tiempo obtendrás un atractivo retorno, producto de la mayor productividad y de la reducción de la estructura de costos.

3. Migración a las energías renovables

De a poco, debes empezar a migrar a las energías renovables, pues está muy claro que estas son el futuro de la industria.

Las energías renovables se asocian a la ausencia de gases en la atmósfera y a la reducción del efecto invernadero, al mismo tiempo que pueden ser sinónimo de ahorro y de largas jornadas operacionales sin detenimiento.

Por ejemplo, puedes pensar a aprovechar en el futuro cercano la energía eólica, por medio de pequeños autogeneradores y máquinas de bombeo.

Powered by Rock Convert

La energía solar, a través de soluciones térmicas o fotovoltaicas, también son muy convenientes.

4. Optimizar el uso de residuos agrícolas y ganaderos

Esto permite reducir costos en la agricultura y ganadería, a la vez que disminuye las emisiones y el impacto ambiental.

Mientras menos residuos emitas y mejor los aproveches, tus operaciones dejarán una huella mucho menor en aguas, atmósfera, suelos y paisajes.

En el caso de la agricultura, es especialmente importante gestionar correctamente los desechos de plásticos, ya que dejarlos en zonas de cultivos o al aire libre puede ocasionar el rápido deterioro de este material y el traslado de contaminación a las plantas.

Tampoco quemes los plásticos desechados, debido a que la incineración es una fuente de gases nocivos, tanto para tus parcelas como para la atmósfera en general.

Para sustituir y evitar la incineración, conviene entregar los plásticos a un gestor autorizado para su reciclaje.

Esta regla también puede aplicarse en el sector ganadero, el cual, además, debe evitar la acumulación indiscriminada y extensa de estiércol, como método de prevención de contaminación en acuíferos y de propagación de múltiples enfermedades.

Además, cuando pasa más tiempo del necesario e ideal, los valores fertilizantes del mismo se pierden, por lo cual no tiene ninguna utilidad para el negocio.

5. Elegir el método de riego más eficiente y optimizar la gestión del agua

Un sistema de riego óptimo preserva el suelo, impulsa su productividad y economiza el gasto de agua.

Si bien el método de riego por goteo es el más recomendado, gracias a su excelente capacidad de conservación y ahorro, todo depende de las características del terreno y de tus necesidades.

Por ejemplo, el riego por inundación también puede emplearse, siempre y cuando no exista una pendiente muy elevada, que produzca una gran velocidad y, en consecuencia, arrastramiento y empobrecimiento de la tierra.

Mientras, el riesgo por aserción conviene aplicarlo solo si se regula para que las gotas se filtren rápidamente en el terreno y no se empape el suelo en su totalidad.

En cuanto a las buenas prácticas de gestión de agua, destacan las siguientes:

  • reutilización de excedente mediante canalizaciones;
  • riego en horas de baja insolación (para evitar evaporación excesiva);
  • revisión de los sistemas de riego para evitar fugas;
  • ajustar dosis de riego a necesidades específicas de cultivos;
  • evitar aguas que contengan agentes contaminantes;
  • revisar el estado de tuberías y pasos para evitar despilfarros (especialmente en el caso de la ganadería).

¡Ya sabes! ¡Toma en cuenta estas 5 buenas prácticas para impulsar la rentabilidad y sustentabilidad en la agricultura y ganadería!

Solo por medio de este tipo de acciones se alcanza la verdadera optimización, que abarca tanto el lucro como la conciencia ambiental.

¿Te pareció útil esta lectura? Si quieres obtener más información sobre el tema planteado o quieres compartir tu punto de vista acerca del mismo, ¡deja un comentario!

¡Comparte!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registrado con éxito
¡Ups! Email inválido, verifica si el email está correcto.
¡Ups! Captcha inválido. Por favor, verifica si el captcha está correcto.

1 Comentario

Cuéntanos qué piensas

No publicaremos tu dirección de correo electrónico.