control de plagas

Control de plagas: ¿cómo llevarlo a cabo sin dañar tus cultivos?

Es posible llevar a cabo un riguroso y efectivo control de plagas sin dañar los cultivos ni afectar recursos medioambientales y el entorno en general.

Para hacerlo, es necesario combinar soluciones, tecnologías y herramientas de agricultura de precisión con buenas prácticas tradicionales, que brindan resultados favorables y comprobados.

Si quieres comprender mejor a cuáles recursos y acciones nos referimos, ¡lee este post hasta el final!

Soluciones modernas que optimizan la protección y control de plagas

Para empezar a profundizar en el tema, veamos algunas de las soluciones de agricultura de precisión que te pueden ayudar optimizar la protección de tus cultivos sin contaminar ni generar resultados adversos:

Barra de luces

Esta herramienta te permitirá alcanzar el máximo nivel de precisión y te brindará una óptima experiencia de interacción hombre-máquina.

Por medio de una pantalla digital multifunción, que se integra con pulverizadores y máquinas, suministra información de calidad sobre las aplicaciones e indica la mejor manera de proteger y gestionar los cultivos.

Esto se traduce en grandes ahorros, producto de mayor aprovechamiento de agroquímicos, eliminación de aplastamiento y, en general, maniobras más eficientes.

Receptores GPS

Estos se integran con barras de luces para corregir señales e incrementar la precisión en las maniobras y en la movilidad dentro del cultivo durante diferentes labores, incluyendo las aplicaciones para prevención y control de plagas.

También trabaja de la mano con herramientas como el piloto automático y el cierre automático de secciones, que conocerás a continuación.

Cierre automático de secciones

Como su nombre lo refleja, esta solución abre y cierra la pulverización de manera automática, cuando se entra o sale de algún punto en el que ya se realizó una aplicación fitosanitaria.

De esa manera, optimizas los productos y prevendrás la sobreaplicación, una falla que incrementa la huella ambiental y que puede atentar contra la salud de los cultivos.

Al integrarse con barras de luces y sistemas GPS, esta herramienta puede pulverizar únicamente en perímetros que preestablezcas digitalmente, mejorando la distribución y migrando, definitivamente, a un modelo de gestión y protección inteligente.

Telemetría

Detectar problemas a tiempo, conocer los volúmenes de aplicación y, en general, manejar un amplio conjunto de información de interés son elementos que ayudan a mejorar drásticamente el control de plagas, así como muchas otras labores de tus ciclos de producción, independientemente de las características ambientales y del tipo de cultivo.

Todos estos requisitos fundamentales los podrás cumplir gracias a la telemetría, una solución de la agricultura de precisión que te permitirá gestionar en tiempo real tus operaciones.

Los sistemas de telemetría pueden integrarse con una amplia variedad de pulverizadores y tractores modernos, para que así la recolección de datos realmente abarque todos los procesos.

Entre otras cosas, te ayudará a saber cuándo tus equipos están encendidos y en dónde se encuentran durante las jornadas operativas, a la vez que te mostrará volúmenes y franjas de aplicaciones.

Además, proporciona – de manera automática – informes semanales, que son mapas personalizados que contemplan datos como:

  • volumen aplicado;
  • motivos de paradas;
  • humedad relativa del aire
  • temperatura del motor;
  • calidad;
  • velocidad;
  • rangos de horario;
  • temperatura ambiente
  • consumo de combustible.

Piloto eléctrico

Esta solución te ofrecerá respuestas más precisas mientras haces aplicaciones con tractores, especialmente en curvas, así como en terrenos irregulares.

Básicamente, es un sistema de direccionamiento automático – disponible tanto para pulverizadores como para otros tractores, como abonadoras, por ejemplo – que optimizará la movilidad de acuerdo a las características y riesgos de la parcela, reduciendo los aplastamientos hasta en un 30%, al igual que los accidentes.

¡Bien! Ya sabes cómo las herramientas de agricultura de precisión incrementarán la efectividad de tus procesos de prevención y control de plagas, mitigando daños ambientales y permitiéndote ahorrar de manera sustancial dinero, tiempo y esfuerzo.

Ahora, ¡llegó la hora de abordar algunas buenas prácticas tradicionales que también son esenciales para la optimización del control!

Buenas prácticas esenciales para el control de plagas

Entre estas prácticas infaltables, que complementan a las potencialidades de las tecnologías, se encuentran las siguientes:

Monitoreo constante y detección temprana

Para optimizar la inversión en productos sanitarios y evitar pérdidas, el control de plagas tiene que estar asociado al monitoreo y a la prevención, y no practicarlo solamente cuando se evidencian daños en los cultivos.

Para esto es necesario la observación constante y, también, el uso de herramientas modernas que recolectan datos que pueden dar evidencia de inicios de ataques de plaga, como sensores digitales, por ejemplo.

Uso de productos fitosanitarios de calidad y certificados

Esto es clave para reducir el daño ambiental y cuidar de la salud de tus plantas y los cultivos en general.

Además, es muy importante observar la reacción de las plantas luego de la aplicación de los productos, para detectar a tiempo posibles resultados negativos de algunos de estos.

También, antes de elegir un agroquímico, evalúa la adaptación de este a las particularidades de tus cultivos, a la época y a las condiciones medioambientales.

Documentación de las novedades en cuanto a aparición de plagas

Si bien esta información puede recolectarse por medio de soluciones tecnológicas, en caso de que aún no las poseas, documenta todas las novedades y amenazas manualmente.

En sí, debes crear un historial de control de plagas, que te permita conocer la dinámica del entorno y los principales elementos de amenaza, con la finalidad de mejorar la capacidad de prevención en el futuro.

¡Genial! Ya conoces todo lo necesario con respecto al control de plagas y las buenas prácticas para llevarlo a cabo.

Como ves, combinar tecnologías con acciones sustentables y preventivas es la mejor manera de optimizar esta importante labor, de la cual depende la salud de tus cultivos y la calidad de la producción.

En el caso de las herramientas tecnológicas, solo invierte en aquellas provistas por verdaderos especialistas, con experiencia en el mercado y resultados comprobados.

¿Qué te pareció esta lectura? Si tienes alguna duda o inquietud acerca del tema abordado, ¡no tardes en dejarnos un comentario! ¡Queremos ayudarte!

La ciencia de los fertilizantes: ¡conócela a fondo!Powered by Rock Convert

¡Comparte!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registered successfully
Oops! Invalid email, please check if the email is correct.

Say what's in your mind

Your email address will not be published.