crear un invernadero casero

5 ventajas de crear un invernadero

Con todas las opciones que existen para producir cultivos hoy en día, es normal que nos preguntemos si conviene cultivar de la forma tradicional —en el exterior— o conviene más crear un invernadero propio.

Por supuesto, una cosa es tener la intención de crear un invernadero, y otra muy distinta es ponerse hacerlo. Después de todo, está claro que montarlo requiere una cantidad importante de esfuerzo y dinero, ¡y eso sin entrar todavía en todos los temas técnicos que se relacionan con esta práctica!

Por eso, para darte ánimos e impulsarte a que te animes a llevar a cabo esta empresa, decidimos crear un artículo que te comparta las ventajas más importantes que obtendrás si decides cultivar en un invernadero.

Si te interesa, ¡sigue leyendo!

¿Qué es un invernadero?

Antes de empezar, es importante que establezcamos claramente a que nos referimos cuando hablamos de un «invernadero» o greenhouse.

Este debe ser un espacio de cultivo, preferiblemente cerrado y de fácil acceso, que se utiliza para plantar y cultivar distintos tipos de hortalizas, verduras y plantas, incluyendo cosas como la lechuga, la espinaca y el brócoli.

Un invernadero puede ser construido desde cero o adquirido «ya montado», por lo que hacer uso de uno es más sencillo de lo que podrías pensar. Realmente, lo importante es que esté hecho de forma tal que los cultivos estén aislados de las condiciones climatológicas del exterior y puedan crecer bajo las condiciones indicadas.

Claro está, el funcionamiento de un invernadero tiene toda una serie de elementos que es importante conocer, pero por lo pronto, nos enfocaremos en todos los beneficios que obtendrás si decides dedicarle tu tiempo.

Ventajas de un invernadero

Hay demasiadas ventajas como para listarlas todas en un artículo, especialmente porque lo más probable es que descubras algunas que son particulares de tu operación profesional

Dicho esto, hay una cierta cantidad de beneficios generales que aparecen siempre. ¡Aquí te van!

1. No estás sometido a las temporadas

Una de las ventajas más grandes de utilizar un invernadero es que puedes tener cultivos fuera de la temporada usual. Esto se puede lograr gracias a los controles ambientales que ofrecen estas estructuras, que te permiten emular las estrictas situaciones climatológicas que requieren algunas de las plantas más exigentes del mercado.

Esto, además de expandir tu oferta, también hace mucho más sencillo escalar el negocio y te hace menos dependiente de cultivos específicos.

2. La inversión termina siendo rentable

Un invernadero, justamente porque puede controlar con mucha más facilidad las condiciones ambientales a las que son sometidas las plantas, también permite que la producción sea mayor y de mejor calidad.

Al final del día, las plantas pueden pasar cada instante de su desarrollo en un estado que raya la perfección, por lo que pueden dirigir sus recursos metabólicos con mucha más facilidad hacia su buen crecimiento.

Dicho de otra forma, el invernadero termina ofreciendo resultados que, al mediano o largo plazo, hacen que la inversión inicial sea completamente rentable. ¡Es muy difícil que te arrepientas de comprar un invernadero cuando toda tu operación mejora gracias a él!

3. Protección absoluta para los cultivos

Tanto desde el punto de vista operativo como las facilidades de control ambiental que ofrece el invernadero, lo cierto es que los cultivos están más protegidos dentro de uno que en el exterior.

Las lluvias fuertes, el granizo, los huracanes o, incluso, la nieve en algunos sitios, pueden ser elementos que asesinan por completo la posibilidad de éxito de cualquier plantación.

Esto solo empeora si contamos las plagas, las enfermedades que pueden caer sobre el cultivo o la mala hierba; factores que, en una plantación externa, están mayormente fuera de nuestro control, o que nos obligan a utilizar todo tipo de químicos y productos que a veces terminan empeorando las cosas.

Además, una greenhouse también cuenta con la ventaja de que se puede trabajar en ella todos los días, sin esperar a que la lluvia pare o el sol salga. Dentro de la edificación estás en un mundo aparte, que no sufre por todos los elementos de la naturaleza que, para cualquier otra plantación, serían situaciones de vida o muerte.

4. La operación se vuelve más eficiente

Contar con un invernadero también tiene el valor agregado de que cada aspecto del cultivo puede ser monitoreado y cuidado con un nivel de detalle tan minucioso como desees.

Después de todo, cada empresa tiene áreas de mejora y puntos donde puede optimizar su producción, y eso, especialmente en plantaciones y cultivos, es una realidad incuestionable. Lamentablemente, es muy difícil cuidar cada detalle en cultivos externos, ¡pero para eso existen los invernaderos!

Aquí puedes realmente identificar qué partes de tu operación pueden mejorar, qué aspectos están fallando o teniendo éxito, y cuáles son las verdaderas causas de los retos que estás enfrentando.

Cuando trabajas afuera, lo cierto es que puedes asumir cosas, pero hay tantas cuestiones externas a ti que pueden impactar el resultado final, que es difícil que tu suposición sea 100% acertada. El tiempo puede darte la razón, por supuesto, pero, ¿por qué esperar?

En lugar de esperar seis meses para saber si todo va viento en popa, ¿no quisieras saberlo 5 meses antes cuando todavía puedes hacer algo al respecto?

¡Esta es la diferencia entre una plantación que aprovecha las ventajas de un invernadero de una que no lo hace!

¡No le des más vueltas!

¡Ojalá este contenido te haya inspirado a crear un invernadero que se ajuste a tu medida! Lo cierto es que esta es una iniciativa que, además de beneficiarte a ti, nos ayuda a todos, porque también es una medida ecológica que te permite crear alimentos con un proceso más minucioso.

Recuerda que no tienes que hacer la inversión de golpe. Tómate tu tiempo, investiga con cuidado y toma la decisión cuando estés listo. ¡En este mismo blog tenemos muchos artículos que te podrán servir!

Si tienes alguna duda, te gustaría agregar algo o quieres compartir tu experiencia con los invernaderos, ¡déjanos tu comentario!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registered successfully
Oops! Invalid email, please check if the email is correct.

Say what's in your mind

Your email address will not be published.