cultivo de chile

¿Qué necesitas saber sobre el cultivo de chile?

Desde hace más de 500 años, el cultivo de chile es uno de los pilares de la alimentación en territorio mexicano. En culturas prehispánicas como la zapoteca, por ejemplo, este pimiento picante ya era un ingrediente esencial en las preparaciones y dietas.

Hoy, el chile es el elemento más distintivo de la comida de México, que a su vez es una de las más aclamadas a nivel global. De acuerdo a estimaciones oficiales, está presente en alrededor del 90% de los platos típicos de la nación, sea en salsas, moles, aderezos o picado.

Para hacerle un pequeño y justo homenaje a este gran alimento y, además, ayudarte a entender las claves para producirlo, a continuación profundizaremos en sus diferentes tipos y, luego, compartiremos buenas prácticas de cultivo.

¡Sigue leyendo!

Tipos de chiles en México

México exporta unas 560 mil toneladas de este fruto cada año, lo cual convierte al país en uno de los 10 grandes productores a nivel global. En 2019 ocupó el sexto lugar dentro de este selecto grupo.

Se estima que en México se cultivan más de 50 tipos de chile diferentes, y algunos de los más comunes e importantes son los siguientes:

Jalapeño

Es el más conocido y consumido en México. El 60% de su producción está destinada a procesos industriales, mientras que el resto se utiliza para la elaboración de chipotles o se come fresco.

Habanero

Este sobresale por ser el más picante que se produce a nivel nacional. Baja California Sur, San Luis Potosí, Yucatán, Chiapas y Veracruz son algunas de las localidades en que más se cultiva.

Chipilín

También es conocido como piquín y, al igual que el habanero, se caracteriza por su sabor picante. Sinaloa y Sonora son las regiones que más lo producen.

Curiosamente, se trata de un chile que no ha sido domesticado, por lo cual aún no es posible cultivarlo en invernadero. Esto obliga a producirlo únicamente de manera natural, lo que conlleva mayor tiempo y costos de producción, por lo cual es uno de los más caros del país (alrededor de 120 pesos el kilo).

Morrón

Al contrario de los dos anteriores, es poco picoso. Otra característica distintiva es su cambio de color de verde a rojo una vez se madura.

Sinaloa y Sonora son los lugares en que más se produce el chile o pimiento morrón.

Poblano

También es muy poco picoso y se cultiva en muchos estados y regiones del país, como Jalisco, Puebla, Nayarit, Durango, Aguas Calientes y San Luis Potosí.

Serrano, chilaca y güero son otros ejemplares muy cultivados y utilizados en la cocina mexicana.

Además de estos archiconocidos chiles, existen tipos que no son tan populares y utilizados, pero que son un importante complemento del cultivo y producción en México. Entre estos encontramos:

  • Miahuateco: Se piensa que su cultivo se originó en Santiago Miahuatlán, Puebla, lo cual explica su nombre;
  • Dulce criollo: Tabasco, Campeche y Yucatán son algunos de los estados que cultivan este chile de producción anual;
  • Gallo-gallina: Se produce, a cielo abierto, en la región de montaña de Guerrero;
  • Cora: Nayarit es el bastión de su producción, y también es muy cultivado en Zacatecas y Sinaloa;
  • Bolita: Este chile redondo es principalmente cultivado en Oaxaca.

Si hablamos de especies de chiles, en términos científicos y no populares, podemos decir que en México existen 5 diferentes: capsícum pubescens, capsícum fructescens, capsicum chínense, capsícum baccatum y capsícum annuum.

Buenas prácticas para el cultivo de chile

Como ves, en México existe una amplia variedad de chiles, y algunos tienen necesidades de diferentes para crecer y desarrollarse.

Sin embargo, de forma general, existen prácticas claves indispensables en todo proceso de cultivo de chile, como:

Aclimatar (en caso de que el clima natural no sea cálido)

Cuando las condiciones climáticas no son adecuadas, es necesario optar por invernaderos y mecanismos artificiales. En concreto, se necesita que el clima sea cálido: nunca inferior a 10ºC y jamás superior a 35ºC.

Jamás dejar de evaluar datos e indicadores

Aunque el chile es moderadamente resistente a la acidez, salinidad y otras condiciones adversas del suelo, no se puede cometer el error de dejar de evaluar los parámetros e indicadores.

Si bien es un fruto menos propenso a daños y putrefacción, las buenas prácticas de cultivo de chile establecen que jamás se debe dejar de analizar y evaluar información que permita detectar riesgos a tiempo y tomar las mejores decisiones para el ciclo de producción.

Incrementar la calidad de potasio del suelo

Esto es fundamental para el crecimiento y sano desarrollo de las diferentes especies de chile. El chile también necesita, prioritariamente, de abundante luz.

Cuidar con minuciosidad el drenaje 

Un mal drenaje puede afectar de manera sustancial el resultado final e, incluso, impedir que los chiles lleguen a desarrollarse para su posterior cosecha. En cambio, desarrollar un buen sistema es sinónimo de crecimiento óptimo y calidad química y nutricional.

Utilizar tecnologías y herramientas de vanguardia

Sabemos que el cultivo de chile es toda una tradición, basada en la expertise heredada de generación en generación.

No obstante, como cualquier otro cultivo en la actualidad, necesita del uso de las mejores tecnologías para que resulte rentable y genere beneficios al agronegocio.

En concreto, incluye las prácticas y herramientas de la agricultura de precisión a tus diferentes labores, desde la preparación de la siembra hasta el almacenamiento y distribución de la cosecha. Esto garantiza una gestión inteligente y óptima, basada en información obtenida en tiempo real e interpretada de forma eficiente.

¡Genial! Si leíste hasta aquí ya conoces todo lo necesario acerca del cultivo de chile en México.

Por último, es importante destacar que, además de aportar buen gusto a los platillos, este fruto tiene propiedades medicinales.

Específicamente, contiene una sustancia llamada capsaicina, que se emplea como antioxidante, antinflamatorio y digestivo, a la vez que forma parte del tratamiento de distintos tipos de cáncer.

¿Te pareció útil e interesante y útil este post? Si tienes alguna duda o inquietud, ¡déjanos un comentario y te ayudaremos con gusto!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registered successfully
Oops! Invalid email, please check if the email is correct.

Say what's in your mind

Your email address will not be published.