cultivo de maíz

El cultivo de maíz: consejos que debes aplicar

En México, el cultivo de maíz está principalmente en manos de pequeños y medianos productores. En concreto, estos abarcan el 91% de la superficie sembrada.

Esto demuestra la importancia de seguir apoyando a los productores con este perfil, ayudándolos a incluir cada vez mejores prácticas y a transformar sus procesos para incrementar tanto la productividad como la calidad de este cereal fundamental para la alimentación de la población.

Para poner nuestro granito de arena e impulsar el éxito de tus ciclos de producción, a continuación te dejamos una serie de consejos claves y efectivos para el cultivo de maíz.

Seleccionar el terreno de manera estratégica

El éxito del cultivo de maíz empieza por una buena elección del terreno en que se llevará a cabo el ciclo de producción.

Por supuesto, es importante optar por un espacio que cumpla con los requerimientos clásicos e indispensables para el buen desarrollo del maíz, que además disponga de las mejores condiciones en cuanto a disponibilidad de agua y clima.

En líneas generales, este tipo de cultivos se comportan muy bien bajo condiciones como:

  • suelos francos y arcillosos;
  • profundidad y permeabilidad.
  • PH de entre 5.5 a 6.5;
  • profundidad efectiva de unos 50 centímetros.

Sumado a esto, es muy importante que el suelo cuente con un alto contenido orgánico.

Analizar el historial de uso y manejo del terreno y las parcelas

Al compás de la práctica interior, es importante que analices el historial del predio o lote antes de iniciar con la labor de siembra que dará paso al cultivo.

Entre otras cosas, estudia y evalúa cuáles fueron los cultivos anteriores en el terreno, qué plagas se presentan habitualmente en la zona y qué características tienen las parcelas cercanas.

Para el cultivo de maíz y la práctica agrícola en general, es importante cuidarse de no utilizar terrenos que anteriormente funcionaron como vertederos de basura y desechos o que fueron utilizados para actividades asociadas a la minería.

Lógicamente, tampoco desarrolles tus ciclos de producción de maíz en reservas naturales y zonas protegidas por interés arqueológico.

Practicar la rotación de cultivos

La rotación de cultivos es un recurso necesario cuando se trata de maíz, gracias a que ayuda a reducir la incidencia de enfermedades y plagas persistentes en el suelo o los restos de material vegetal que se encuentran en el mismo.

A su vez, es una forma efectiva de impulsar la calidad, producto de una mejor distribución de nutrientes y permeabilidad.

En concreto, se debe rotar el campo del cultivo de maíz, a más tardar, cuando van 5 campañas seguidas en el mismo lugar.

Emplear semillas certificadas y adaptadas a las condiciones del entorno

La homogeneidad del campo solo se logra al utilizar semillas de calidad, libres de plagas y enfermedades, que además se adecúen a las características de la parcela, las condiciones ambientales, la época y el entorno en general.

En cuanto a certificación de semillas, una de las más importantes en México es la otorgada por la Secretaría de Agricultura, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), que solo acredita a aquellas que cumplen con los más altos estándares de calidad genética, física, fisiológica y fitosanitaria.

¡Veamos qué significa que una semilla cubra todos estos requerimientos!

Calidad genética

Es una garantía de pureza varietal y de capacidad de adaptación a diferentes suelos. También es sinónimo de grandes cualidades nutricionales y de un buen ciclo vegetativo.

Calidad física

Permite que la semilla se conserve en cuanto a uniformidad de peso, forma y variedad, permaneciendo libre de daños e impurezas.

Calidad fisiológica

Es una garantía de germinación, incluso en medio de condiciones adversas, a la vez que permite mostrar uniformidad en las plantas del campo.

Calidad fitosanitaria

Avala que la semilla no porta malezas ni plagas contaminantes y de gran peligro.

Como última recomendación, en cuanto a semillas: jamás utilices aquellas que se obtienen de campañas anteriores, puesto que limitan la capacidad productiva.

Desarrollar un riguroso control de maleza (especialmente en los 2 primeros meses)

Este tiempo es el más sensible en lo que se refiere a presencia de maleza, debido a que estas compiten por agua y nutrientes, afectando el desarrollo del maíz.

Para el cultivo de maíz, pueden desarrollarse, principalmente, los siguientes métodos de control de maleza:

Control cultural

Es la eliminación manual, realizada directamente por el operador. Hoy, esta puede optimizarse con herramientas como las tijeras a batería.

Control químico

Se aplica por medio de la aplicación de herbicidas – obligatoriamente certificados -, los cuales deben rotarse constantemente para evitar que la maleza genere resistencia a alguno de los productos.

Optimizar la aplicación fitosanitaria

Ya que hablamos de control, no podemos dejar este aspecto fuera, ya que de esto depende la protección y el sano desarrollo.

Además de cumplir esta labor con productos fitosanitarios certificados y de calidad, hazlo con la mayor precisión posible, evitando pérdidas y contaminación por deriva, así como ineficacia por mala aplicación.

Puedes apoyarte en boquillas, pulverizadores modernos y otros recursos de calidad.

Emplear medidas preventivas específicas al ataque de insectos

Entre este tipo de medidas y acciones encontramos las siguientes;

  • riego pesado en las labores de preparación de terreno;
  • labranza (para exponer las posturas al medio ambiente);
  • rápida eliminación de mazorcas con posturas de insectos;
  • aspersiones con agua y jabón;
  • control de la fertilización de las plantas.

¡Genial! Ya conoces qué debes hacer para tu cultivo de maíz alcance el nivel de productividad esperada y le brinde grandes resultados a tu agronegocio.

Por supuesto, además de lo mencionado, debes incluir recursos técnicos y maquinarías modernas y de calidad a tus procesos de trabajo, al igual que sistemas y software que te permitan migrar de a poco a la agricultura de precisión.

¡Manos a la obra!

¿Este artículo te pareció interesante y cumplió con tus expectativas? Nos gustaría conocer tu opinión, así que, ¡no dudes en escribir en la casilla de comentarios!

6 tipos de invernaderos agrícolas y sus usosPowered by Rock Convert

¡Comparte!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registered successfully
Oops! Invalid email, please check if the email is correct.

Say what's in your mind

Your email address will not be published.