cultivos agrícolas

Cultivos agrícolas: ¿cómo aumentar la producción?

Incrementar la producción de los cultivos agrícolas es un objetivo común en los agronegocios; sin embargo, no todos logran alcanzarlo y cumplir con los resultados esperados.

Ante esta realidad, en este post abordaremos algunos consejos claves que, de tomar en cuenta, te permitirán impulsar la productividad de manera sustentable y definitiva.

¡Veamos!

Emplear maquinarias agrícolas de vanguardia

La productividad y sustentabilidad de los cultivos agrícolas depende, en gran medida, de las herramientas y máquinas empleadas para trabajar en estos.

Por ese motivo, si quieres rentabilizar y optimizar tus ciclos de producción, una de las acciones que debes emprender es la modernización de tu flota de tractores y recursos técnicos.

Pero, ¿en qué clase de máquinas vale la pena invertir? La realidad es que hay muchas alternativas que conviene tomar en cuenta.

Sin duda, una de las opciones destacadas son los pulverizadores modernos, ya que la protección de tus cultivos es un tema esencial para la estabilidad del agronegocio.

En la actualidad nos encontramos frente a una amplia variedad de pulverizadores modernos y de gran alcance, como:

  • Pulverizador autopropulsado.
  • Pulverizador autónomo.
  • Pulverizador turbo.
  • Pulverizador de barras.

Incluso, puedes optar por incluir mochilas pulverizadoras, que permiten hacer aplicaciones de forma práctica, segura y cómoda. Estas herramientas incluyen potenciómetros, correa con manija para transporte, gatillo, acoplador rápido y otros elementos que facilitan y optimizan el trabajo del operador.

Las aplicaciones de los pulverizadores pueden mejorar de manera sustancial – y adaptarse a necesidades particulares – si además incluyes sofisticadas boquillas de diferentes tipos.

También, sembradoras, cosechadoras y abonadoras de gran alcance y envergadura pueden darle un giro positivo a tus ciclos de producción.

Mantener altos niveles de CO₂

El dióxido de carbono tiene una relación directa con la productividad de cualquier tipo de cultivo.

Al alcanzar y mantener niveles óptimos de CO₂, el rendimiento de tu cultivo puede incrementar hasta en un 30%, lo cual refleja su impacto en la rentabilidad de los ciclos de producción.

Gracias a este elemento, las plantas realizan la fotosíntesis con mejor calidad, generando, posteriormente, una cosecha con excelentes valores químicos y nutricionales.

Existen diferentes prácticas que te permitirán aumentar y proteger los niveles de CO₂, como:

Cogeneración

Se emplea en invernaderos, utilizando los gases de escape de cogeneración. Además de contener dióxido de carbono, estos también cuentan con etileno y otros elementos dañinos, por lo cual primer es necesario aplicar un limpiado de gases de combustión.

Suministro vía tanque

Se trata el suministro por medio de productos ya preparados, con la ayuda de tanques y camiones de gran alcance.

Antes de aplicar este tipo de métodos, es importante que analices constante el estado del CO₂ por medio de medidores, para saber los requerimientos de aplicación y generación.

Migrar definitivamente a la agricultura de precisión

La agricultura de precisión brinda resultados sustanciales una vez es aplicada, asociados a la reducción de costos, la optimización, la productividad y la reducción de la huella ambiental.

Gracias a esta, la gestión de los cultivos agrícolas se convierte en un verdadero proceso inteligente y eficiente, por lo cual se pueden impulsar las acciones y prácticas adecuadas para impulsar el crecimiento del volumen de producción.

Para migrar, definitivamente, a la agricultura de precisión, necesitas incorporar herramientas como:

GPS-barra de luces

Se trata de displays con pantalla sensible al toque, que permiten la interacción entre el operador-hombre y la máquina de manera ágil e intuitiva.

Entre otras cosas, por medio de esta herramienta podrás visualizar mapas optimizados de aplicación, mejorando tus procesos de protección y fertilización para así obtener un mejor y mayor resultado final.

Cierre automático de secciones

Gracias a este recurso se cierra o abre la pulverización de manera automática, lo que se traduce en grandes ahorros en productos fitosanitarios y en fomento de la productividad.

Por ejemplo, cuando se entra en zonas en que ya se realizó aplicación, esta herramienta cierra automáticamente el pulverizador, protegiendo de pérdidas y de trabajo ineficiente, que no agrega valor al cultivo.

La apertura o cierre también puede ser gradual, para adecuar la aplicación a las necesidades específicas de la planta, así como a las características y desafíos medioambientales.

Piloto eléctrico

Brinda direccionamiento automático con gran precisión en todas las operaciones que demandan movilización dentro de las parcelas, desde la siembra hasta la cosecha.

Este modelo inteligente de movilización permite reducir hasta en un 25% el aplastamiento, incrementa en un 11% los metros sembrados y aumenta en un 12% la producción de los cultivos.

Telemetría

Consiste en la gestión en tiempo real de las operaciones asociadas a tus cultivos agrícolas. Las tecnologías de este tipo proporcionan informes y mapas detallados con agilidad y precisión, para así llevar una óptima toma de decisiones y conocer, a ciencia cierta, la realidad de los procesos.

Estudiar y conocer a profundidad a cada especie

Los recursos tecnológicos y acciones que hemos abordado hasta ahora son útiles y valiosos en todo tipo de cultivos.

Sin embargo, eso no quiere decir que la gestión de los ciclos de producción pueda ser genérica y estandarizada, sino que, tal como lo establecen las prácticas tradicionales, es necesario seguir aprendiendo sobre las diferentes especies para ajustar y adecuar las diferentes labores a las necesidades particulares.

Mientras mayor sea la expertise de tu agronegocio y el conocimiento de sus diferentes cultivos, mejor será la gestión de cada uno y mayor provecho se sacará a las herramientas tecnológicas.

Estudiar las necesidades de agua y emplear sistemas de riego automáticos

Lógicamente, el vital líquido es uno de los elementos fundamentales dentro de la planificación, gestión y protección de los cultivos agrícolas.

Es importante que estudies la calidad de las fuentes de agua y las necesidades de hidratación de tus semillas y plantas. A la vez, desarrolla sistemas de riego automáticos, que fomente un suministro inteligente, ahorrativo y sustentable.

¡Y eso fue todo! Ya conoces las prácticas y acciones esenciales para impulsar la productividad y la eficiencia.

 ¿Te pareció útil este post? Si tienes alguna duda o necesitas más información, ¡déjanos un comentario! ¡Queremos apoyarte!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registered successfully
Oops! Invalid email, please check if the email is correct.

Say what's in your mind

Your email address will not be published.