Maquinaria agrícola

Maquinaria agrícola: las 6 más usadas en el agronegocio

Gráficamente, podríamos comparar la maquinaria agrícola con los músculos de nuestro cuerpo en el caso del agricultor: después de todo, sin ella no sería posible la producción masiva de alimentos a bajos costos.

Para el buen agricultor es imprescindible tener las herramientas apropiadas que sirvan para optimizar sus labores y sacar el máximo provecho a la tierra.

Pensando en ello, hemos desarrollado este artículo para definir la maquinaria agrícola y señalar cuáles son las más usadas en el agronegocio.

¡No pares de leer!

Maquinaria agrícola: ¿qué es?

Una maquinaria agrícola es, como su nombre lo indica, una máquina que funciona por medio de un motor a combustión y mecanismos de transmisión que posibilitan su desplazamiento por el campo mientras realiza su trabajo.

Esta maquinaria se encarga de dirigir la acción de fuerzas de trabajo a base de energía en el agronegocio para ayudar a acelerar la producción y mejorar las técnicas de cultivo.

Debido a las tareas generales y específicas de estas máquinas —sin importar el tamaño de una empresa— es imprescindible recurrir a estos recursos para optimizar la producción, reducir los costos y aumentar los márgenes de ganancia.

¿Son importantes para definir el grado de competitividad de una compañía agrícola? ¡Definitivamente!

Agronegocio: 6 maquinarias agrícolas más utilizadas

Luego de la tierra, la maquinaria agrícola es el siguiente factor que conlleva mayor capital de inversión en una explotación agrícola; más aún si se trata de una cerealista o de cultivos extensivos.

Ahora bien, lógicamente son un elemento importantísimo con un retorno de inversión muy elevado.

A continuación, te presentamos 6 herramientas que todo agricultor debe tener:

1. Tractor

Todos identificamos el campo con la imagen de un tractor, incluso las señales de tránsito, ¿no?

Hoy en día, mayormente encontramos tractores con tracción en las 4 ruedas —de gran potencia y versatilidad— y se considera como la máquina agrícola por excelencia, no solo por su fuerza en sí, sino también porque existen otras máquinas que requieren de él para funcionar; por ejemplo, las sembradoras, ya que funcionan incorporadas al tractor.

El tractor se encarga de aplanar la tierra y tiene una grada que gradea el suelo mucho más rápido que un humano, lo cual significa que puede cultivar zonas de mayor tamaño en menos tiempo.

Sin duda alguna, se destaca por su potencia y capacidad de adherencia al suelo: puede transitar sin inconvenientes sobre cualquier tipo de terrenos que caracterizan al campo.

¿Necesitas más potencia? ¿Tamaño? ¿De un tipo específico? ¡Elige el tractor que se amolde mejor a tus necesidades!

2. Sembradoras

Acabamos de mencionarlas; la sembradora es una maquinaria agrícola esencial para el momento de la siembra, pues no solo cumple la función de plantar las semillas, sino además se encarga de la fertilización de la tierra, entre otras cosas.

Con el desarrollo de la tecnología, sus usos y ventajas han ido creciendo: en efecto, las sembradoras pueden, por ejemplo, brindar datos precisos de la cantidad de semillas sembradas por hectárea o la separación exacta entre las líneas de siembra.

Powered by Rock Convert

Estas son la manera más eficaz de colocar las semillas que darán lugar a los cultivos, no solo por la información suministrada, sino también por su precisión al momento de la siembra, característica que consigue una buena uniformidad.

3. Cosechadora

¿Buscas disminuir la pérdida de productos? ¡Este producto es el indicado!

También llamada «segadora o trilladora», esta máquina agrícola garantiza la calidad y el mejor aprovechamiento de los cultivos: principalmente, se encarga de trillar, segar y limpiar el grano en la cosecha.

De esta forma, los productores logran cosechar inmensas cantidades en muy corto tiempo. Igualmente, ayuda a conservar las propiedades y calidad de los productos maduros por no ser recogidos en el momento adecuado.

Existen varios tipos, por ejemplo, para cosechar hortalizas de raíz y vegetales.

4. Pulverizador

La calidad del producto final es un elemento indispensable en el agronegocio: por esta razón, debemos saber cómo cuidarlo y evitar dañarlo en el proceso.

El pulverizador protege a los cultivos eficazmente y, por consiguiente, representa uno de los elementos más avanzados en las explotaciones.

Estos equipos de aplicación de insumos fitosanitarios son usados para aplicar insumos líquidos en la medida correcta con el fin de promover el buen crecimiento de la planta y su protección contra plagas y enfermedades.

5. Abonadora

Fundamentalmente, una abonadora funciona para aportar a las plantas los nutrientes que requieren para desarrollarse de forma adecuada, pues así florecerán de manera correcta y darán sus frutos.

Por esta razón, el sustrato que le brindamos tiene que estar enriquecido cada tanto con fertilizantes: cada planta o cultivo tiene necesidades diferentes y, por lo mismo, hay que estar pendientes de las recomendaciones del fabricante al momento de suministrar el fertilizante.

¿Cómo funciona una abonadora? Esta maquinaria agrícola posee distribiudores que lanzan el abona en granulos o polvo, al terreno del cultivo, buscando ser el más uniforme posible en el suelo.

6. Aperos de labranza

Los aperos de labranza son un tipo de máquina agrícola que se usa para labrar o arar el suelo: en función de la profundidad del trabajo que se busca, y del momento del arado, es posible encontrar diferentes clases de arados de laboreo.

Asimismo, debemos determinar con antelación el objetivo que buscamos al momento de trabajar el suelo.

Un ejemplo claro es la nivelación, el aireo, la descompactación o la eliminación de malas hierbas, lo cual también es un punto clave a la hora de seleccionar el apero de labranza idóneo.

¿Por qué es tan importante la maquinaria agrícola?

Toda maquinaria agrícola es muy importante dentro del agronegocio, ya que contribuye en la potencia del trabajo de campo y sus procesos para la obtención de increíbles resultados. A su vez, estos buenos números son fundamentales para la economía del país: de hecho, el sector agrícola es el tercero con mayor componente del PIB en México.

En lo social, tiene un gran peso, puesto que se encarga de abastecer de alimentos a la población al crear un mercado económicamente relevante para el Estado.

¡Hemos terminado por ahora!

¿Qué te pareció el post? ¿Te has quedado con ganas de más? De ser así, suscríbete a nuestro newsletter y recibe contenidos similares directamente en tu casilla de correo electrónico.

¡Comparte!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registered successfully
Oops! Invalid email, please check if the email is correct.

Say what's in your mind

Your email address will not be published.