Mochila pulverizadora

Mochila pulverizadora: Funcionamiento, beneficios y buenas prácticas de uso

La necesidad de protegerse contra los insectos y plagas tienen sus orígenes desde tiempos muy remotos según reseña la historia. El hombre usaba el fuego en combinación con ciertas plantas y compuestos orgánicos como repelente básico y efectivo de moscas y zancudos, luego fue extendiendo sus usos en las siembras y/o cultivos de forma eficiente.

Desde entonces grandes e importantes cambios se han suscitado con respecto al uso y manejo de los productos fitosanitarios que son empleados en la agricultura, destacando el uso de la mochila pulverizadora como una herramienta de trabajo muy practica y fácil de usar.

¡Sigue leyendo para conocer más sobre este equipo de trabajo bastante versátil!

¿Qué es la mochila pulverizadora?

Es un equipo pulverizador o atomizador de partículas líquidas de forma muy fina, que se usa para realizar fumigaciones en cultivos de áreas pequeñas y con difícil acceso, resultan ser prácticos y de fácil manipulación para las personas, debido a que bondades como son: portátiles, ligeros, prácticos y ergonómicos.

La mochila está conformado por un envase (plástico o metálico) con un filtro en el fondo para contener impurezas, tiene correas que son usadas para el ajuste y fijado a la espalda del operario, dispone de una bomba de pistón o diafragma accionado por una palanca lateral para canalizar el fluido por varilla que tiene una boquilla o inyector regulable para la salida del producto en forma pulverizada (mínimas gotas a presión).

Las mochilas pulverizadoras se encuentran en el mercado en dos versiones: las del tipo manual y las que tienen un motor que puede ser a combustión interna o eléctrico con baterías recargables.

Principio de funcionamiento

El líquido dentro del envase entra en una cámara que tiene un pistón articulado conectado a una palanca lateral, al mover la palanca el pistón sube y baja dependiendo de la acción permitiendo la entrada del líquido a la cámara donde se genera una columna de aire comprimido hasta unas 15 libras por pulgada cuadrada (7 kg/cm²)

La salida del producto se produce una vez se aprieta una válvula de gatillo de la barra permitiendo la salida del producto a presión constante, cuando la presión del liquido disminuye se vuelve accionar la palanca lateral (bombeo) para comprimir aire que impulsara de nuevo la salida del producto a través de unas boquillas.

Las boquillas o puntas de pulverización poseen orificios de salida que tienen la función de determinar el caudal o volumen a ser aplicado y tamaño de las gotas para una distribución adecuada y uniforme del líquido. Existen variedad de boquillas según las necesidades del caso.

Beneficios

  • Confort: su diseño es muy ergonómica, condición que facilita su maniobrabilidad para diestros o zurdos.
  • Bajo peso: los materiales livianos y resistentes con los que son fabricadas, así como la capacidad llena del envase o tanque ronda aproximadamente los 20 kilos las del tipo manual, y 25 kilos la del tipo el motorizado (baterías o gasolina).
  • Seguridad: las correas aseguran la inmovilidad de la mochila evitando situaciones de riesgo ante posibles caídas.
  • Potencia: tanto el modelo manual como el motorizado tienen buen potencia de bombeo con alcances de trabajo buenos.
  • Alto rendimiento: son precisas y trabajan de forma uniforme lo que garantiza un buen desempeño en la cobertura de los cultivos.
  • Durabilidad: son fabricadas con materiales resistentes y compactos.
  • Movilidad: permite llegar a zonas de difícil acceso y alejadas.
  • Reducción de pérdidas: están diseñadas para minimizar las pérdidas o deriva del producto al medio ambiente y a zonas adyacentes de los cultivos.
  • Alta operatividad: las partes y repuestos están disponibles en el mercado, son fáciles de remplazar y las acciones de mantenimiento son sencillas.
  • Versatilidad: gracias al diseño de sus boquillas diferentes modelos de cono eyector permiten su uso en diferentes tipos sembradíos.

Las mejores prácticas de uso

Son los métodos o técnicas que se utilizan por haber demostrado ser eficaces y eficientes para alcanzar las metas de forma exitosa con énfasis en él un uso óptimo de los recursos técnicos y económicos, disminuyendo los errores y beneficiando los intereses económicos de la empresa u organización.

En el caso de las mochilas pulverizadoras se deben cumplir las etapas que a continuación se indican:

Powered by Rock Convert

1. Antes de la aplicación

Capacitación:

Todo el personal involucrado en el proceso debe tener la debida formación en los detalles: técnicos, operativos, económicos y seguridad que implica el proceso de fumigación con las mochilas pulverizadoras.

Aspectos legales:

Conocer las leyes, reglamentos, disposiciones y normativas sobre el uso y aplicaciones de productos fitosanitarios.

Evaluación:

Identifique la plaga, seleccione el producto menos tóxico y que afecte menos al medio ambiente

Compras y transporte:

Los productos deben venir en sus envases originales, verifique fecha de caducidad y que los precintos de seguridad se encuentren intactos. Transportar solo si los envases están cerrados y manéjese con extremo cuidado.

Almacenaje:

Guardar en lugar seguro cerrado, techado y con buena ventilación que esté aislado de las viviendas, identifique el lugar con avisos de peligro y acceso restringido.

2. Durante la aplicación:

Preparación:

Lea las instrucciones en la etiqueta sobre la dosificación a usar y preparar la solución en una mesa firme que esté en un área ventilada e iluminada, utilice las herramientas, equipos e implementos de protección personal adecuados. Disponga de abundante agua en el área.

Verifique que la mochila pulverizadora esté en buen estado, limpia y que todos sus componentes estén acoplados y operativos.

Aplicación:

Asegúrese que las condiciones climatológicas sean favorables, use los equipos de protección personal (EPP) adecuados, evite la inhalación y contacto directo con la nube del producto que se esparce, tener a la mano agua y un botiquín de primeros auxilios, no realizar actividades paralelas como son; fumar, ingesta de alimentos, atender llamadas de celular entre otras.

Registro:

Lleve un control y relación de las actividades que realice indicando: hora, lugar, fecha, producto aplicado, dosificación, justificación de la actividad, nombre del operador, condiciones ambientales, estas base de datos permiten mejorar procesos.

Powered by Rock Convert

3. Después de la aplicación

Lavado y descontaminación:

Lavar con abundante agua las botas y guantes antes de quitárselos, así como los materiales usados para medir y remover el producto, luego proceda a lavar el traje verificando que no tenga roturas y por último proceda a bañarse.

Envases residuales:

Los envases vacíos deben lavarse un mínimo de tres veces para inutilizar la presencia de elementos tóxicos, para almacenarlos hasta su disposición final. Los envases no pueden ni deben ser reutilizados, debe contactar a las autoridades con competencia y/o empresas autorizadas para la disposición final de los envases usados.

¡Quieres más información! Te invitamos a leer nuestra publicación: 8 beneficios de usar la mochila pulverizadora

¡Comparte!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registrado con éxito
¡Ups! Email inválido, verifica si el email está correcto.
¡Ups! Captcha inválido. Por favor, verifica si el captcha está correcto.

Cuéntanos qué piensas

No publicaremos tu dirección de correo electrónico.