precio de invernaderos agrícolas

Precio de invernaderos agrícolas: ¿cuáles factores influyen?

Si quieres modernizar tus métodos de producción y protegerte de los factores medioambientales, probablemente estés interesado por conocer el precio de invernaderos agrícolas.

Lo primero que debes saber sobre este tema es que no existe un valor estándar para adquirir este tipo de estructuras, ya que su costo tiene un gran margen de variabilidad, que obedece a múltiples factores.

Por ese motivo, en vez de indicarte costos concretos, hoy queremos guiarte sobre el mundo de los invernaderos, mostrándote cuáles son los aspectos que influenciarán tu inversión final.

De esta manera, podrás negociar con fabricantes y proveedores de estas estructuras con mayor conocimiento del proceso y teniendo claro qué elementos pueden disminuir o bajar el precio de adquisición.

Entonces, ¿quieres aprender sobre este tema tan importante? De ser así, aquí te dejamos una lista de factores de los cuales depende el precio de invernaderos agrícolas.

¡Toma nota!

Materiales de estructura

La estructura de un invernadero consta de distintas partes, como lo son:

  • Pilares, apoyos y refuerzos;
  • Arcos;
  • Correas y vigas;
  • Emparrillado;
  • Canales;
  • Sujeción de la cubierta;
  • Soportes.

Cada uno de estos elementos puede estar fabricado con diversos materiales, de acuerdo al tipo de invernadero y las necesidades del agronegocio.

Por ejemplo, en el caso de los pilares, se utiliza madera, hierro, aluminio o acero galvanizado.

Los materiales anteriores, excepto la madera, también suelen emplearse para correas y vigas, canales y arcos.

En tanto, los soportes, también conocidos como basas de cimentación, tienden a fabricarse con hormigón, mientras que el emparrillado lleva aluminio o alambre galvanizado.

En general, uno de los materiales más utilizados y, a la vez, económicos es la madera.

En tanto, las piezas galvanizadas están entre las de mayor valor, y también entre las más resistentes y con mayor vida útil.

Materiales de cubierta

En los distintos tipos de invernaderos agrícolas, la cubierta suele ser un elemento clave y altamente funcional. De esta depende, por ejemplo, la entrada de iluminación según las necesidades de cada cultivo, al igual que la transmisión de calor hacia las plantas.

Debido a este factor, los materiales de la cubierta suelen estar entre los más costosos, pues son compuestos especiales que cumplen con requerimientos muy específicos.

Un material muy común para esta parte del invernadero es el film plástico, sea de polietileno, vinilacetato, cloruro de polivinilo y plásticos multicapa.

Los plásticos rígidos, de policarbonato y poliéster, y el cristal de vidrio impreso también son materiales ideales para distintos tipos de cubiertas.

La estructura general de un invernadero agrícola, incluyendo las cubiertas, difícilmente están elaboradas con un solo tipo de material, pues la combinación de distintos elementos y compuestos es clave para que se cumpla con todos los requerimientos técnicos.

Un buen invernadero, además de combinar materiales de manera estratégica, debe ser ligero y, a la vez resistente, y tiene que ocupar de manera óptima la superficie.

También es importante que la estructura sea modificable y ampliable, para así satisfacer nuevas necesidades de los productores.

Powered by Rock Convert
Powered by Rock Convert

Tipo y modelo de invernadero

El uso de invernaderos agrícolas se ha extendido tanto en México como a nivel global en las últimas décadas.

Esto ha dado paso al desarrollo de múltiples tipos de estructuras, que atienden diversas necesidades y requerimientos. Por supuesto, este es otro factor que determina el costo de este recurso.

Algunos de los modelos de invernadero más populares y utilizados son los siguientes:

  • Invernadero túnel;
  • Invernadero gótico;
  • Invernadero malla sombra;
  • Invernadero asimétrico o tropical;
  • Invernadero capilla.

También existen clases de acuerdo al uso o enfoque que se le dará. Por ejemplo, existen invernaderos específicos para el cultivo hidropónico.

Es importante que tengas muy claro tus objetivos de producción y las dinámicas de cultivo para definir, en conjunto con el proveedor y fabricante, qué tipo de estructura incorporar.

Dimensiones

La gran mayoría de los modelos de invernadero pueden variar sus dimensiones según los objetivos y planes de los agronegocios.

Lógicamente, mientras mayor son las dimensiones, tiende a aumentar el monto de inversión en estas estructuras.

Esto invita a analizar cuidadosamente las necesidades y a proyectar cómo serán los ciclos de producción, para así adquirir invernaderos a la medida, que no tengan espacio desaprovechado, pues esto dificulta la obtención de un atractivo retorno de inversión.

Nivel de automatización

Los invernaderos, como los recursos agrícolas en general, no han parado de modernizarse y evolucionar en los últimos tiempos.

Hoy, los agronegocios tienen a su alcance invernaderos con un alto grado de automatización, que regulan y ajustan de manera sistemática elementos como la calefacción, la iluminación y el riesgo, tomando en cuenta las necesidades de los cultivos y planificaciones establecidas por los gestores.

Mientras mayor sea el nivel de automatización y la incorporación de recursos tecnológicos, más elevado resultará el monto de inversión.

Al final, la sistematización y funcionamiento inteligente reduce costos e incrementa la productividad, por lo cual este tipo de invernaderos suelen ofrecer un buen retorno de inversión en el mediano y largo plazo.

Equipamientos

Más allá de recursos de tecnología de punta, los invernaderos incluyen distintos equipamientos que obedecen a las necesidades de los cultivos a los cuales serán destinados.

La cantidad de equipamientos que incluyas y las características de los mismos es otro factor de peso en el precio de la estructura.

Algunos recursos esenciales para los invernaderos en estos tiempos, que posiblemente querrás incluir, son los sistemas de calefacción y climatización, las pantallas térmicas, los aportadores de humedad y los extractores de gran caudal.

Sensores del interior de la estructura, elementos de fertilización y ventiladores también forman parte del equipamiento.

¡Eso es todo! Ya sabes cuáles son los factores que determinan el precio de los invernaderos agrícolas, una estructura que puede brindarle múltiples beneficios a tus ciclos de producción, como:

Posibilidad de cultivar todo el año, independientemente de las condiciones medioambientales y las características de cada temporada;

  • Mayor control de plagas, malezas y enfermedades que representan riesgo latente de pérdidas;
  • Incremento sustancial del rendimiento de la superficie de producción;
  • Optimización del riesgo y la nutrición de las plantas;
  • Menor riesgo de producción en líneas generales.

Eso sí, para obtener todas estas ventajas, necesitas capacitar a tus operadores, sumando conocimientos sobre el manejo y la gestión en estas estructuras, y en general cultivar la cultura de la innovación y la transformación digital.

¿Te gusta esta lectura? Comparte tu opinión en la casilla de comentarios. ¡Te esperamos!

La ciencia de los fertilizantes: ¡conócela a fondo!Powered by Rock Convert

¡Comparte!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registered successfully
Oops! Invalid email, please check if the email is correct.

Say what's in your mind

Your email address will not be published.