Producción de frijal

Producción de frijol: 7 consejos para optimizar resultados y la rentabilidad

La producción de frijol es ideal no solo para los agro-productores, sino también para que los jardineros principiantes puedan cultivar.

Y, a pesar de que es una de las legumbres de más fácil siembra y cosecha, la producción de frijol requiere seguir un conjunto de pasos para que pueda ser exitosa.

Es por eso que te hemos traído este contenido, aquí te explicaremos cómo hacer que tus cosechas de frijol sean más rentables y productivas. ¿Estás listo? ¡Empecemos!

1. Decide el tipo de frijol que vas a cultivar

Con el fin de que la producción de frijol pueda resultar, debes seleccionar la variedad que sembrarás.

Los frijoles polares son una especie que necesariamente deben ser apoyados por un enrejado o un poster, a fin de protegerla de los animales.

Esta variedad crece en un promedio de cinco o seis pies de altura y, por lo general, se dan mejor en lugares donde las temperaturas sean más frías que las que se registran en el verano, es decir, entre 15 y 16 °C.

Los frijoles se hallan en dos tipos:

  • Los de concha: son extraídos de una vaina para poder ser consumidos, y pueden ser guardados para dejarlos secar y comerlos posteriormente.
  • Los frijoles snap: Se consumen dentro de la cascara y deben ser ingeridos frescos.

Como dato importante, si lo deseas puedes llevar a cabo el cultivo de varios tipos de granos al mismo tiempo, toda vez que el frijol se auto poliniza y no se contaminan entre sí.

Los frijoles de concha más populares varían desde los marrón, negros, habas, guisante ojo negro y garbanzos.

2. Decide dónde vas a cultivar

Con el fin de llevar a buen término la producción de frijol, es necesario que elijas bien la parcela.

Frente a ello, toma en consideración que las plantaciones de frijol pueden crecer perfectamente en lugares de mucho sol, pero también a la sombra de árboles grandes.

Los frijoles postes no requieren de mucho terreno a los lados para crecer, pues su desplazamiento es hacia arriba. Mientras que las plantas arbustivas se expanden hacia afuera, por lo que sí necesitan de mucho espacio para su desarrollo.

Lo ideal sería una parcela de dos o tres pies, es decir de 0.6 o 0.9 metros, para la realización de la siembra.

3. Aprende el truco del algodón

Este es un truco muy utilizado por los agro-productores y es muy interesante. Lo primero que debes hacer es conseguir un pedazo de algodón y humedecerlo. Cuantas más semillas vayas a sembrar, más algodón necesitarás.

El truco es bastante sencillo, solo necesitas considerar lo siguiente:

  • Es importante que sepas que el algodón solo debes humedecerlo un poco, es decir, no lo remojes, ya que las semillas no crecerán.
  • Posteriormente coloca el algodón en el lugar donde has decidido sembrar las plantas.
  • Así, distribuye las semillas por encima del algodón. Debes considerar que colocar las semillas muy cerca la una de la otra hará que se desarrollen con dificultad, y puede acabar con la vida de la planta rápidamente.
  • Luego, riega los frijoles cuando el algodón comience a secarse. En temperaturas un poco cálidas, normalmente debes colocar agua cada dos días.
  • Después de unos tres días, los brotes deberían comenzar a germinar.
  • Cuando los brotes alcancen unos 20 centímetros, entierra el algodón en la tierra junto con los brotes.

4. Organiza la siembra de la semilla

Con el objetivo de que la producción de frijol sea un éxito, es importante que entiendas que las semillas deben sembrarse cuando las temperaturas del jardín o la parcela sean de al menos 15.5 °C.

Powered by Rock Convert

Vale destacar que la plantación a temperaturas más frías germina más lentamente, por lo que se podrían podrir las semillas.

¡Toma nota de lo siguiente!

  • Uses algodón o no, las semillas deberían plantarse a profundidades de 3 a 3.5 centímetros.
  • La siembra de los frijoles debe hacerse a cinco o 10 centímetros de distancia.
  • Los frijoles polares pueden ser plantados en ambas filas y colinas.
  • En la fila, las semillas deben tener un espacio de entre 15 y 25 centímetros, así como dejar entre 0.9 y 1.2 metros de distancia entre cada hilera.
  • Las cosechas continuas durante los días de verano se logran haciendo siembras cada dos o tres semanas.

5. No descuides los postes y espalderas

Los sembradíos de producción de frijol de cualquier agro-productor deben contar con un enrejado que le sirva a las plantas para treparse y soportar el paso de las vainas, así como también permitir que la luz entre a todas sus zonas.

Los postes deben tener una superficie rugosa, a fin de permitirle a los árboles sostenerse; la medida debe ser de entre 1.8 y 2 metros de alto.

Hay quienes aplican los postes en forma de trípode, es decir, tres varas entrecruzadas dentro de las cuales crece la planta.

Vale recordar que la luz solar ayuda a los sembradíos a prevenir enfermedades.

6. Considera el tipo de tierra

La superficie donde se va a desarrollar la producción de frijol debe ser de suma importancia, por cuanto ha de contar con un excelente drenaje y poseer nutrientes en cantidad.

La recomendación es que para crear un suelo más rico en nutrientes, mezcles un compost de jardín y una capa vegetal de jardinería.

Además, labra la tierra a profundidad y separa los trozos de arcilla que encuentres.

Como punto interesante, es bueno saber que los frijoles son fijadores de nitrógeno, lo cual significa que pueden tomarlo del aire y agregar fertilidad al suelo.

7. Analiza el día de la cosecha

Con la finalidad de poner punto y final a la producción de frijol, y que puedas obtener la mejor ganancia, el día de la cosecha es importante.

Considera que esta puede hacerse al cabo de 25 o 30 días después de la floración.

Para la cosecha debes sacar las vainas de la parte superior, es decir, no las rompas, por cuanto puedes dañar la planta e impedir que salgan nuevos brotes.

A la hora de recoger las vainas, hazlo antes de que se vean las formas de frijoles, a fin de que los consumas realmente frescos.

Por último, deja secar tus habichuelas completamente pegadas a la planta. Es fácil saber cuando es el momento, pues estos sonarán dentro de la vaina.

¡Terminamos! Es importante tomar al pie de la letra todos estos apuntes que son sencillos de aplicar para que puedas obtener las mejores ganancias de tu siembra.

¿Te pareció interesante el contenido y te gustaría seguir aprendiendo sobre temas relacionados? Si es así, no esperes más y suscríbete a nuestro newsletter.

6 tipos de invernaderos agrícolas y sus usosPowered by Rock Convert

¡Comparte!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registrado con éxito
¡Ups! Email inválido, verifica si el email está correcto.
¡Ups! Captcha inválido. Por favor, verifica si el captcha está correcto.

Cuéntanos qué piensas

No publicaremos tu dirección de correo electrónico.