tipos de fertilizantes

5 tipos de fertilizantes que debes conocer: usos y ventajas

Los fertilizantes son una herramienta indispensable para cualquier producción agrícola, ya que ayudan a proveer a la tierra de los nutrientes necesarios para obtener productos de calidad.

Por esa razón, es necesario conocer cuál es el fertilizante idóneo para nuestro cultivo; de otra manera estaremos desaprovechando su potencial y por tanto, disminuyendo la eficiencia de nuestras inversiones.

Por ejemplo, de acuerdo a los resultados del programa de fertilizantes de la FAO, que tuvo una duración de 25 años en más de 40 países, el aumento promedio en el rendimiento del cultivo de trigo por uso de fertilizantes era hasta del 60%.

Antes de comenzar es importante mencionar que la diferencia entre los distintos tipos de fertilizantes son principalmente:

  • su origen, ya sea químico o natural;
  • el tiempo de liberación y la duración con la que cuentan;
  • los componentes que incluyen cada uno de ellos.

Por eso, a continuación te presentamos 5 tipos de fertilizantes que debes conocer. Mencionaremos para qué son utilizados de acuerdo a sus características y las ventajas de cada uno. ¡Sigue leyendo para descubrirlos!

1. Fertilizantes orgánicos

Estos fertilizantes son los más comunes debido a su bajo costo y su fácil acceso. Esto los convierte en una excelente opción para los productores, sin embargo, su efectividad es más reducida en comparación con otros.

Los ejemplos más comunes de estos fertilizantes son el estiércol, la composta o la turba, los cuales requieren de mayor tiempo para su funcionamiento, debido a la necesidad de descomposición y producción de nitrógeno.

Son idóneos para cultivos de tierras de suelos calientes, con humedad y al aire libre, ya que permiten su descomposición en un tiempo menor.

2. Fertilizantes de liberación lenta

Como dice su nombre, la ventaja de este tipo de fertilizantes es la liberación lenta y controlada de nutrientes en los cultivos, lo que permite que el crecimiento se dé de forma eficaz.

Su uso permite disminuir el número de aplicaciones y unidades fertilizantes, así como la necesidad de maquinaria y mano de obra, lo que disminuye los costos de inversión en tiempo y dinero.

Además, al ser un fertilizante de liberación lenta y prolongada, disminuye la pérdida de nutrientes por lavado, se evita el exceso de nutrientes y, al ser dosis más precisas, se evita la contaminación de aguas subterráneas por acumulación de sales.

Los más comunes son la úrea recubierta de azufre, la úrea formaldehído y los inhibidores de nitrificación.

3. Fertilizantes de micronutrientes

Estos fertilizantes permiten combatir problemas nutritivos y de calidad en la producción agrícola, ya que no solo proporcionan los nutrientes necesarios para que crezcan los cultivos, sino que también proporcionan micronutrientes esenciales para el consumo humano, para el crecimiento vegetal y la salud del suelo.

Son ideales para los suelos y zonas donde la producción de estos micronutrientes es escasa o baja —como suelos calizos o en zonas de agua con PH básico—, lo que ayuda a compensar estas necesidades.

El resultado de estos fertilizantes son cosechas de mayor calidad y valor en el mercado y un suelo sano que permita posteriores cultivos.

Los fertilizantes más utilizados de este tipo son los quelatos y las sales inorgánicas.

4. Fertilizantes líquidos

Este tipo de fertilizantes son fáciles de aplicar y son muy eficientes en la dispersión de los nutrientes, ya que se puede aplicar directamente o disuelto en el agua que proporcionamos al suelo.

Este tipo de fertilizantes son muy convenientes para cultivos en maceta, ya que permite aprovechar en mayor medida la individualidad de cada planta, además del aporte de nutrientes al suelo, lo que aumenta su rendimiento.

Además, permiten reducir las pérdidas por lixiviación y evaporación al ser aplicados directamente al suelo del cultivo.

Las presentaciones más comunes son en suspensión o mezclas, que son disueltas en un medio líquido, y soluciones disueltas en líquido.

5. Fertilizantes de extractos de algas

El uso de algas como fertilizante tiene una historia muy larga debido a sus propiedades, las cuales son un gran complemento para las tierras de cultivo.

Este tipo de fertilizantes surgen de la extracción de componentes de las algas a través de distintos procesos. La ventaja del uso de este tipo de fertilizantes es fortalecer a la planta y además, mejorar el suelo, permitiendo mejores rendimientos y calidad en las cosechas, ya que:

  • ayuda a superar crisis post-transplante;
  • incrementa la absorción de los elementos minerales al suelo;
  • induce la brotación natural;
  • cuenta con una resistencia mayor a los efectos climáticos —como heladas, calor y sequía.

Al ser un producto natural y no químico, se convierte en una excelente opción sustentable, permitiendo cuidar el medio ambiente y promover la producción, además de contar con mejores propiedades que otros fertilizantes, ya que liberan lentamente el nitrógeno, son ricas en microelementos y no generan maleza.

Aunado a eso, los distintos tipos de alga permiten elegir la idónea para nuestro cultivo, como el alga coralina, laminaria, verdeazuladas, entre otras.

Optimiza tu operación

A pesar de que los fertilizantes son una herramienta prácticamente necesaria para la actividad agrícola, hay otro tipo de herramientas vitales para una producción eficiente y con grandes rendimiento.

Es por ello que la tecnología aplicada en el día a día también ha llegado a la agricultura y ha permitido crear herramientas y mecanismos que ayudan a sacarle más provecho a los fertilizantes e incluso a los cultivos en sí mismos, como los pulverizadores en sus distintas presentaciones o algo tan simple como tijeras de poda.

Como puedes ver, la producción agrícola y en este caso los fertilizantes son un mundo enorme y a explorar, con muchas variantes y posibilidades para nuestros negocios.

No es para menos; después de todo, vivir del campo es una experiencia gratificante, pero que requiere su tiempo, inversión y trabajo para hacerlo un negocio rentable.

¡Pero seguro tú tienes mucho más que decir al respecto! Por eso te invitamos a que nos dejes un comentario y nos digas qué te pareció este artículo, ¡estaremos encantados de leerte y saber tu opinión sobre el tema!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registered successfully
Oops! Invalid email, please check if the email is correct.

Say what's in your mind

Your email address will not be published.