Tipos de riego

Tipos de riego: ¿cuál es el indicado?

En el mundo de la agricultura, los diferentes tipos de riego forman parte de los aspectos esenciales que siempre es necesario tener presente para lograr una buena cosecha.

Es vital mantener y disponer de la cantidad de agua necesaria para humedecer los suelos hasta la profundidad que requieran los cultivos; de esta forma se garantiza que crezcan de forma satisfactoria en el tiempo estipulado.

Muchos suelos no contienen la suficiente cantidad de agua para los cultivos, en algunos casos las lluvias no son oportunas y tampoco existen fuentes de suministro cercanas.

Cuando este es el contexto, se hace necesario disponer de un sistema de suministro artificial del agua altamente eficiente, considerando los costos de su instalación y los gastos de mantenimiento.

A continuación, te daremos a conocer cuáles son los principales tipos de riego, en qué consisten, sus ventajas y en cuáles cultivos se pueden aplicar. ¡Acompáñanos a descubrirlos!

Tipos de riego para cada cultivo

Entre los ejemplos y prácticas más comunes e importantes destacan:

1. Riego por Aspersión

Se realiza a través de dispositivos llamados aspersores, repartidos por todo el terreno. Funciona con agua a presión, produciendo gotas en diferentes tamaños para controlar la cantidad suministrada, simulando la caída por lluvia.

Es usado con mayor frecuencia en los cultivos de cereales, remolacha, papa, maíz, trigo, algodón, girasol, arroz y hortalizas.

Ventajas

  • Es el método más común;
  • Eficiencia de 85%;
  • Cubre grandes áreas de terreno;
  • Se adapta a todos los tipos de parcelas;
  • Se puede automatizar;
  • Vida útil larga

2. Riego por goteo

Consiste en dejar caer una gota de forma continua en los cultivos, en sitios estratégicos, mediante sistemas de tuberías y perforaciones mínimas llamados goteros; se realizan a baja presión y de manera constante. Son utilizados en zonas áridas y optimiza el uso del agua y los abonos.

Es usado en los cultivos de banana, las fresas, la caña de azúcar, el algodón, papas y los tomates.

Ventajas

  • Garantiza el crecimiento adecuado de las raíces;
  • Eficiencia de 95%;
  • Mantiene la humedad constante, renueva el volumen de agua que se pierde por el proceso de evapotranspiración;
  • Permite el uso de fertilizantes en el agua de riego;
  • Solo moja el suelo seleccionado;
  • Bajo consumo de agua y alta eficiencia;
  • Permite realizar otras labores en el cultivo como podas, tutorado y aplicación agroquímicas;
  • Se adapta a terrenos rocosos o con pendientes.

3. Riego por microaspersión

Mantiene similitudes con el sistema de riego por aspersión, la diferencia esta en que requiere menor caudal de agua. Es muy utilizado en aquellas siembra que no requieren un riesgo de gran intensidad.

Se usa en los cultivos hortícolas como la lechuga, la col, espinacas, fruticultura, flores, viveros e invernaderos. Es muy común en cultivos muy pequeños.

Ventajas

  • Bajo consumo de agua;
  • Eficiencia del 90%;
  • Se usa en terrenos de colinas o con pendientes;
  • Permite dosificar el agua con precisión;
  • Permite aplicar fertilizantes y pesticidas en el agua de riego;

4. Riego hidropónico

Es el sistema más eficiente, se utiliza en cultivos que requieran el aporte de nutrientes a través de las raíces, ya que el agua transportará las sustancias demandas para un tener un buen desarrollo y crecimiento rápido.

Powered by Rock Convert

Una gran variedad de cultivos usan este sistema, en especial las verduras y aquellos que requieran preservar sus sabores, como lo son frutas pequeñas, la lechuga, las fresas, las frambuesas, el melón, pepino, el ajo, cebolla, zanahorias, brócoli, berenjenas, pimientos entre otros.

Su instalación es compleja, ya que requiere introducir las sustancias nutritivas y químicas en el agua destinada a los cultivos.

Ventajas

  • Bajo consumo de agua;
  • Eficiencia de 95%;
  • Ahorro en abonos y fertilizantes;
  • No usan herbicidas;
  • Incrementa los niveles de producción por m2.

5. Riego por nebulización

Este método se especializa en pulverizar el agua, que a al entrar en contacto con el aire, se evapora y refresca el ambiente.

Su función es minimizar las temperaturas en ambientes donde existe un exceso de calor, como es el caso de los viveros y aportar la cantidad de agua necesaria, tanto en la tierra como en las hojas y frutos de los cultivos.

Es muy utilizado en la siembra de plantas aromáticas y flores bajo techo o invernadero.

Ventajas

  • Refrescan el ambiente;
  • Eficiencia de 90%;
  • Fácil instalación;
  • Pueden ser programables;
  • Mantienen la humedad;
  • Bajo consumo energético.

6. Riego por Gravedad

También llamado riego por superficie, consiste en distribuir el agua por canales o surcos que tienen un pendiente leve, condición que garantiza la distribución e infiltración del agua en el suelo que conecta a los cultivos hasta saturar los mismos.

Es uno de los más económicos y es utilizado en cultivos como hortalizas y arbóreos.

Ventajas

  • Es el más económico y simple;
  • Eficiencia de 55%;
  • No necesita requerimientos energéticos, usa la energía gravitatoria;
  • El viento no incide en la distribución del agua.

Riego por Inundación

Consiste en distribuir el agua superficialmente en todo el terreno, inundando toda la zona de cultivo de forma total o parcial según sea el caso, con la cantidad de agua necesaria para el correcto crecimiento, es el método que consume más agua.

Este tipo de riego se utiliza en cultivos de gran extensión, tales como: la alfalfa, pastos, cereales, arroz.

Ventajas

  • Baja complejidad;
  • Eficiencia 50%;
  • Costo de instalación muy bajo;
  • Ideal para terrenos pequeños y llanos;
  • El agua solo entra en contacto con las raíces.
Powered by Rock Convert

¿Cuál es el tipo de riego más indicado?

No cabe duda alguna que para escoger cuál o cuáles serán los tipos de riego más adecuados en tus cultivos, es necesario tomar en cuenta todas las variables que influyen en el proceso productivo para obtener resultados satisfactorios tanto en cantidad como en calidad de tus cosechas y evitar de esta forma las terribles e indeseadas pérdidas económicas.

Para seleccionar los mejores tipos de riego es importante tener en consideración las siguientes variables: el cultivo, topografía del terreno, el suelo, clima, accesibilidad, disponibilidad de mano de obra, recursos financieros y la energía disponible para movilizar el agua.

La red de tuberías a usar preferiblemente debe ser plásticas, ya sea en Polietileno o PVC para las líneas principales y para las líneas secundarias con tuberías flexibles o rígidas de polietileno.

Elegir una buena bomba de agua es otro aspecto a considerar y debe ajustarse a las condiciones del terreno y al caudal de agua requerido. En tal sentido debe hacerse un estudio detallado de la zona y el aforo de agua disponible.

Si te pareció interesante este artículo, no olvides enviarnos tus comentarios y sugerencias al respecto.

6 tipos de invernaderos agrícolas y sus usosPowered by Rock Convert

¡Comparte!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias.

Email registrado con éxito
¡Ups! Email inválido, verifica si el email está correcto.
¡Ups! Captcha inválido. Por favor, verifica si el captcha está correcto.

Cuéntanos qué piensas

No publicaremos tu dirección de correo electrónico.